Avisar de contenido inadecuado

La oracion de la serenidad

{
}

Dentro de Alcohólicos Anónimos, es tradicional iniciar cada reunión del Grupo, con lo que llamamos: LA ORACION DE LA SERENIDAD.

La historia de esta oración se encuentra en uno de nuestros textos de literatura: "TRASMITELO - La historia de Bill Wilson y de cómo llegó al mundo el mensaje de A.A.

La historia es esta:

"Se descubrió en la columna "In Memoriam" de un número de principios de junio de 1941 del Herald-Tribune de Nueva York.  La fraseología exacta fué: "Madre: Dios me de la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las cosas que puedo y sabiduría para reconocer la diferencia: Adios."  Dijo Ruth: Jack C. se presentó en la oficina una mañana y me mostró la esquela con la oración de la Serenidad.  Me impresioné tanto como lo estaba él y le pedí que me la dejara, de manera que puidera copiarla y utilizarla en las cartas a los grupos y solitarios.  Horace C. tuvo la idea de mandarla a imprimir en tarjetas y pagó la primera impresión."

Desde entonces, cuando cualquiera, en cualquier lugar del mundo en el que haya un Grupo de Alcohólicos Anónimos, entre, encontrará un cuadro en el que está escrita la Oración de la Srenidad.  Hoy la rezamos al incicio de cada reunión de la siguiente manera: "Dios concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar aquellas que puedo, y sabiduría para reconocer la diferencia".

Tiene un inmenso valor para nosotros los AA, pero si revisa y medita en profundidad su contenido, encontrará una pieza de magistral sabiduría en tan cortas palabras.  A muchos de nosotros, nos ayuda en el discurrir cuotidiano, cuando las cosas no nos salen como queremos, cuando la perturbación aparece, cuando algo nos inquieta.

En lo que tiene que ver con nuestra realidad como enfermos alcohólicos, esta oración encierra una gran verdad, contenida en su primera frase: Dios concédeme el valor para aceptar las cosas que no puedo cambiar, es decir, la naturaleza incurable de la enfermedad del alcoholismo, por mas que tratemos, seremos incapaces de sanarnos de dicha enferemedad.  Sin embargo, la aceptación de la misma, es la piedra fundamental, mediante la cual se inicia el proceso de recuperación; solo cuando nos percatamos de dos cosas fundamentales:

  1. Que padecemos la enfermedad del alcoholismo.
  2. Que dicha enfermedad es incurable (esto se aprende dentro de A.A.)

estamos francamente dando gigantezcos pasos hacia nuestra recuperación.  A cualquier persona que padezca otra enfermedad no le ayudará en nada negarla.  Por ejemplo si se tiene la enferemedad de la diabetes, de nada le sirve al enfermo negar su mal y continuar consumiendo dulces -esto por el contrario le precipita las consecuencias-solo cuando acepte su estado, de la imposibilidad del dulce en su dieta; entonces estará dando pasos para su recuperación.  Igual con el alcoholismo, que es una enfermedad y no por que se diga eso en Alcohólicos Anónimos, sino porque a nivel de las diferentes entidades de la salud en todas partes, el ALCOHOLISMO es tenido en cuenta como una enfermedad.  Este es el fundamento del PRIMER PASO que ya relatamos anteriormente.  Admitir, como una base sólida a partir de la cual iniciar un proceso de recuperación.

La segunda parte es mucho mas esperanzadora:  "...valor para cambiar aquellas que puedo..." Esa es la buena nueva, la buena noticia que ofrece el programa de Alcohólicos Anónimos: Que podemos recuperarnos, que eso es posible y que cientos, miles y millones de AA en todas partes lo estamos haciendo; es decir, estamos cambiando aquello que podemos, y se necesita valor en alguna medida, el valor que nos da el cansancio de una vida echada a perder, el cansancio de ser las ovejas negras en todas partes; cansancio de causar desastres en todo nuestro alrededor. 

Y la tercera parte nos habla de : "...sabiduría para reconocer la diferencia...", para ser conscientes de la irremediabilidad de una condición de enfermos alcohólicos y nuestro proceso de recuperación.  Siempre estaremos enfermos, pero aún así, sermos personas recuperadas, que volvemos a tener mucho de lo que perdimos por nuestro alcoholismo desafortunado: Hay una gran diferencia entre el alcohólico activo y aquél que se encuentra en franco estado de recuperación.  Solo se nos pide -no para que se lo demostremos al grupo o a cualquiera en particular- sino para que el programa nos funcione, tres condiciones muy interiores, muy de nosotros mismos, que nadie puede ver:

  1. Honradez consigo mismo.
  2. Mente abierta.
  3. Buena voluntad.

Finalmente, uno se recupera para sí mismo, no para ningún otro.

 

 

{
}
{
}

Comentarios La oracion de la serenidad

Amigos


Hace tiempo que tengo dudas acerca de sí soy alcoholico, tambien tengo dudas con las preguntas que ustedes dicen para uno saber si es un alcoholico, mi vida es tomar y tomar y tomar y eso me causa muchos problemas en mi casa porque ni trabajo ya que me han hechado de muchos trabajos por trabajar borracho o no ir al trabajo.  les pido tambien que me indiquen que hacen en las reuniones y cuando son esas reuniones.


gracias por la ayuda que me puedan brindar


Oscar Tabares

Deja tu comentario La oracion de la serenidad

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.